Bebés

Razones por las que tu bebé pide pecho otra vez

razones por las que tu bebé pide pecho otra vez

¿Por qué mi bebé pide teta todo el tiempo? No le doy suficiente? Hay razones por las que tu bebé pide pecho otra vez?

Te habrás echo esta pregunta una y mil veces siendo madre que amamantas por primera vez. La frecuencia con que nuestros bebés necesitan ser amamantados es mucho más exigente y confuso de lo que la mayoría de nosotros anticipamos. ¿Te imaginas tratar de explicarle a alguien cómo se siente amamantar las 24 horas los 7 días de la semana, sin tiempo siquiera para orinar, ducharte o comer? Es algo por lo que realmente tienes que pasar para poder entender. Hay una razón detrás de toda esta locura, tetas goteantes y frecuentemente alimentando bebés. . . y hay muchas razones por las que tu bebé pide pecho otra vez, y no es solo hambre.

5 razones por las que tu bebé pide pecho otra vez

Tu capacidad de almacenamiento

¿Sabías que todas hacen la misma leche en un período de 24 horas? Sin embargo; hay diferentes capacidades de almacenamiento. Básicamente; esto significa que lo que puedes sostener en un momento dado en tu tejido glandular (donde se produce y almacena la leche) será diferente de lo que puedas sostener. Y no; el tamaño de tus pechos no tiene nada que ver con la cantidad de leche que puedas producir y almacenar. El tamaño del pecho tiene que ver con el tejido graso… y no por el tejido mamario glandular.

¿Qué tiene esto que ver con tu pequeño pida con frecuencia?

Bueno; esto significa que algunos bebés obtendrán mucha leche en cada alimento; mientras que otros solo obtendrán una pequeña cantidad. Los bebés que obtienen cantidades más pequeñas tendrán que alimentarse con más frecuencia. La menor capacidad de almacenamiento significa que se necesitarán alimentos más frecuentes para llenar la barriga de tu bebé.

Tu bebé está cansado

¿Sabías que tu leche materna en realidad contiene ingredientes que ayudan a que tu bebé se duerma? Estos se llaman nucleótidos y se los ha identificado como componentes de la leche que ayudan a relajar y calmar a tu bebé. Abrazar a tu bebé y tener un poco de tiempo piel con piel combinado con su leche es la mezcla perfecta para ayudar a que tu bebé se relaje y se duerma. Además de darle nutrientes a tu bebé; esta es una de las razones más importantes (y comunes) por las que tu bebé pedirá amamantar. Quieren un abrazo y un poco de leche para ayudarlos a quedarse dormidos.

Tu bebé tiene dolor

Chuparte el pecho y beber leche ayuda a aliviar el dolor de los bebés. Todo lo que tienes que hacer es ver a un bebé cuando lo vacunan, tetanalgesia, solo para que veas el poder de la teta. Si tu bebé siente dolor debido al reflujo, dermatitis del pañal, un dolor al azar en el cuerpo… y la lista continúa, la lactancia es lo que buscarán para ayudarlos a encontrar algún alivio de su dolor. Los recién nacidos no pueden maniobrar fácilmente si tienen dolor, por lo que la lactancia es lo que necesitarán para ayudar a controlar esto.

Tu suministro de leche necesita un impulso

Nuestros bebés son mucho más inteligentes de lo que a menudo creemos. Si estás siguiendo una pauta que marca tu bebé (en lugar de los alimentos programados), lo que hace es ponerse en la mejor posición para poder producir suficiente leche para tu bebé. Si tu bebé está pasando por un período de crecimiento acelerado y necesita más leche, debes amamantar con más frecuencia. ¡Esta alimentación frecuente conduce a que se extraiga más leche de tu pecho, lo que hace que se produzcas más leche! Es el sistema perfecto de oferta y demanda.

Tu bebé necesita consuelo

Cuando Tu bebé necesita consuelo, te pedirá que lo amamantes y lo abraces. La lactancia libera la hormona oxitocina, que a menudo se conoce como la «hormona del amor». La oxitocina está involucrada en hacer el amor, el nacimiento y la lactancia. Se ha descubierto que la oxitocina crea sentimientos de calma y cercanía y se libera tanto en la madre como en el bebé cuando se amamanta. Si alguien te pregunta: «¡Oh, no es necesario que le des otra vez, simplemente estás amamantando para que se consuele!». Puedes ayudarles a explicar por qué este pequeño amamantamiento «reconfortante» es realmente importante.

Aqui tienes unas razones por las que tu bebé pide pecho otra vez, no hay una razón que sea más importante que otra. La lactancia por confort es tan importante como la lactancia para el hambre o la sed. Los bebés buscan el pecho para responder virtualmente a todas sus necesidades. Y en caso de duda ¡dale el pecho! Simplemente sobrealimentaras a tu bebé amamantado.

Publicado por Àngel

Padre de 2 criaturas, con DO Empordà y cosecha del 86, aficionado a la fotografía y la cocina, siempre pienso en viajar. Estudiando el grado de Turismo en la UOC.

Deja un comentario