Lifestyle

10 hitos de bebés por los que el pediatra no te pregunta

hitos de bebés

Todos hemos leído mil libros (y hemos sondeado los rincones oscuros de Internet, aunque sabemos que no deberíamos) para conocer los hitos de bebés más apropiados para nuestros bebés y niños pequeños. Desde el nacimiento de nuestros hijos, muchos de nosotros nos esforzamos por asegurarnos de que se volteen, gateen, caminen y hablen a su debido tiempo.

Pero lo que todos los libros de texto añoran y no lo tienen escrito, son esos otros hitos preciosos y que son una delicia. Nada tienen que ver con las de desarrollo, que el pediatra pregunta en cada visita al bebé, sino las cosas dulces y sentimentales que se desarrollan ante nuestros ojos llorosos, cada día que pasa.

Aunqué mi bebé es pequeñito, todavía tiene muchos de estos hitos de bebés infantiles por alcanzar. Pero aquí te dejo los 10 de los hitos totalmente anti-científicos que pueden derretir tu corazón, para bien o para mal, hasta ahora.

1. La primera frase

El médico te puede estar preguntando cuántas palabras puede llegar a pronunciar tu niño pequeño desde el momento de su visita a los 15 meses, puedes tratado de mantener la cuenta a medida que crece su vocabulario. Pero una cosa sorprendente y que puede que te sorprenda, es la primera frase real de tu bebé, la primera vez que llegue a ensartar dos palabras juntas.

2. El primer espectáculo de amor entre hermanos

Si tienes más de un hijo, sabrás que la relación entre ellos será única y especial. Aunque no estén en el punto en que se cojan de las manos o se dan abrazos, puedes llegar a ver uno de esos hitos de bebés y como demuestran su amor entre ellos.

3. La primera expresión del ritmo

Parece que nadie es inmune esas canciones pegadizas. Cuando vi por primera vez a mi hijo moviéndose rítmica-mente (que tampoco llamaría bailar todavía) con canciones que ponen en la radio, mi corazón se derritió. Cada vez que ve una radio la señala pidiendo que le ponga música, (No son muy discriminantes entre géneros musicales, pero sí le encanta el reggae y la música house).

4. La primera cena en un restaurante

Cuando los bebés son pequeñitos, y estás muy ocupado midiendo la leche hasta el mililitro, deseas que llegue un momento más informal en el que poder comer más como la gente común, digamos, incluso en un restaurante. Llegará un punto que empezaras a pedir comidas propias de niños, por ejemplo menú infantil, en lugar de algo para bebés. Afortunadamente (para mi billetera), todavía es lo suficientemente pequeño como para compartir una comida entre nosotros, pero pedir un plato para ellos, le da un poco de diversión a la experiencia.

5. El primer paseo sin el carrito

Disfruté mucho las primeras caminatas con el bebé. Y también sabía que llegaría el día en que no querría pasar interminables horas paseando conmigo de esa manera. Bueno, cada vez que salimos a casa los abuelos, o incluso al mercado, procuro que vaya a pie. Era el primer lugar en el que podíamos caminar, juntos en familia, usando solo los pies. Justo en ese mismo instante, sientes que se convierten en niños en lugar de bebés. (Luego, irán a la universidad. ¡Sniff!)

6. Los primeros signos de personalidad distintiva

Cuando mis niño era más pequeño, siempre pensé que seria un bicho … pero resultó que confundíamos los cólicos por rasgos de personalidad. En estos días, las personalidades reales de mi hijo ha comenzado a surgir, y ver las pequeñas demostraciones ha sido encantador. Nada deslumbra a mi hijo, que jugar en cualquier aventura, con cualquiera, en cualquier momento.

7. La primera (pequeña) lesión

OK, este es más trágico que dulce, pero por supuesto es conmovedor, sin embargo: ahora mi hijo tienen edad suficiente y es lo suficientemente móvil como para poder meterse en problemas mientras exploran el mundo. Tratando de alcanzar algo inalcanzable desde el suelo y sin mirar se dio un golpe con la esquina de la mesa en la cabeza. Es triste verlo, pero también es gratificante como su madre puede sanarlo con unos besitos. Estos hitos de bebés son geniales!

Puede interesarte: Juegos de mesa para jugar con tus hijos

8. El primer berrinche

Yo tampoco lo llamaría dulce, pero ciertamente son hitos de bebés. A mi hijo cada vez tiene más claro lo que quiere, y si no se lo das el mundo puede arder en llamas. ¿Fue esa primera rabieta, y las que siguieron, divertidas? Absolutamente no. Pero también es un recordatorio de que ya no es un bebé pequeño … y esa parte es conmovedora y poderosa.

9. Los primeros proyectos

Claro, mi hijo siempre ha tenido una tonelada de juguetes para jugar. Pero ahora usa sus herramientas de juego para crear, como bloques de madera ¡y me enorgullece mucho! Por ejemplo, recuerdo la primera vez que los vi garabatear en papel con lápices de colores, en lugar de comérselos. Y ahora ellos apilan bloques de madera muy altos. Puede que sean futuros artistas e ingenieros, sin duda. (O ambas a la vez … ¡o lo que quieran ser!)

10. La primera vez que besa

Bien, llegado aquí: mi hijo aún no nos ha dado los besos apropiados. (¡Aunque espero ansioso esos preciosos besos!) Pero ya ha descubierto algo lo suficientemente cercano. Cuando estuvo fuera un fin de semana en casa de sus abuelos, regresó con un nuevo truco. Mi mamá dijo: «¡Mira cómo ha aprendido a dar besos!» Y por supuesto: mi hijo se lleva las manos a la boca, o en algún lugar aproximadamente en esa área en su rostro, y luego agita sus pequeños dígitos en el aire como un pequeño saludo. ¡Lo más dulce de todo!

Cuales son para ti los mejores hitos de bebés?

Publicado por Àngel

Padre de 2 criaturas, con DO Empordà y cosecha del 86, aficionado a la fotografía y la cocina, siempre pienso en viajar. Estudiando el grado de Turismo en la UOC.

Deja un comentario