Foodie

Trucos para congelar alimentos y no perder sus propiedades

congelar alimentos

Di adiós a los alimentos quemados por el congelador, tuppers misteriosos y restos sin sabor con estos trucos y consejos sencillos que te ayudarán a aprovechar al máximo poder congelar alimentos y no perder sus propiedades.

Cuando intentes hacer una comida deliciosa y con éxito, un congelador bien surtido puede salvarte la vida. Pero, ¿y si tu congelador es un revoltijo desordenado de palitos de pescado, fingers de pollo y una extraña bolsa de guisantes congelados, o todo lo que sale de él está lleno de escarcha y productos quemados?

Trucos para congelar alimentos y no perder sus propiedades

Congela los líquidos de la manera correcta

Las sopas y los guisos se congelan como los campeones, por lo que tiene sentido doblar las recetas y congelar las sobras. Pero, en lugar de amontonar tu congelador con tuppers de almacenamiento voluminosos que son más grandes que la sopa que contiene; guarda los líquidos sobrantes en las bolsas de congelar alimentos. Una vez que esté frío, vierte el líquido en una bolsa segura para el congelador y ponla acostada en el cajón para ahorrar espacio.

Evita la quemadura del congelador al congelar alimentos

La quemadura en el congelador ocurre cuando los alimentos se exponen al aire; felizmente se puede evitar con un poco de conocimiento y mucho envoltorio. Para evitar que el congelador queme tus alimentos; usa bolsas dobladas del congelador para almacenar líquidos o presiona el envoltorio plástico del congelador directamente sobre la superficie de los alimentos en los recipientes de almacenamiento. Y no olvides sacar el aire.

Marinar las proteínas antes de congelarlas

No solo la proteína absorberá el adobo, sino que también hará que la comida de la semana no tenga problemas. Simplemente haz los solomillos de cerdo con un adobo fácil de miel, jengibre y vinagre y ponlos a congelar dentro de una bolsa de plástico sellada. Cuando esté listo para preparar el cerdo, lo descongelas durante la noche en el refrigerador y lo tendrás listo por la mañana.

No permitas que el congelador se convierta en un agujero negro

Si no tienes ni idea de lo que hay en la parte inferior de tu congelador, no estás solo. En lugar de tirar las sobras en el congelador solo para que desaparezcan; mantén organizado con contenedores etiquetados y una lista de inventario. Y si te sientes realmente ambicioso; quita las voluminosas cajas de los artículos comprados en la tienda y pega una etiqueta directamente en el paquete de la comida.

Congela tu mise en place

Cortar verduras puede llevar mucho tiempo, así que no te detengas en cortar media cebolla. Corta toda la cebolla (o pimiento) y congela lo que no necesites. Las cebollas y pimientos congelados pueden ir directamente del congelador a la sartén o al guiso para darle más sabor y que tenga más verduras.

Cocina el pescado congelado

Te sorprenderá saber que puedes cocinar pescado sin descongelar. Ya sea que lo compres congelado o congelar alimentos o las sobras; el pescado congelado puede ir directamente al horno o a la sartén para una comida fácil y llena de proteínas. Pintalo con aceite de oliva y cocina durante 5 minutos más que el pescado descongelado.

Puede interesarte: Como empiezo con el Baby-Led Weaning?

Opta por grasa total

Si tus sobras están unidas al congelador; asegúrate de usar productos lácteos y queso con toda su grasa en tu plato. Los productos bajos en grasa no se congelan bien y tienden a volverse acuosos durante el proceso de descongelación.

Descongela de manera correcta

Excepto por el producto horneado ocasional, descongelar alimentos congelados a temperatura ambiente fomenta el crecimiento de bacterias. En su lugar, descongela alimentos en el refrigerador el día anterior a la cocción o ponlo con agua fría hasta que se descongele.

Y un consejo extra para desayunos o refrigerios:

Congela la fruta

Si tienes un plátano que se está poniendo demasiado marrón o una pera harinosa; pélalo y córtalo y pon a congelar alimentos para más tarde. La fruta demasiado madura es increíblemente dulce y perfecta para batidos. Vuelca de la bolsa de productos congelados a la licuadora; añade leche o yogur y combina con un delicioso desayuno para llevar en cualquier momento

Deseamos que te sirvan estos Trucos para congelar alimentos y no perder sus propiedades

Publicado por Àngel

Padre de 2 criaturas, con DO Empordà y cosecha del 86, aficionado a la fotografía y la cocina, siempre pienso en viajar. Estudiando el grado de Turismo en la UOC.

Deja un comentario