Niños

Como enseñar la responsabilidad y autoeficiencia a tus hijos

Como enseñar la responsabilidad y autoeficiencia a tus hijos

La crianza de los hijos es un trabajo difícil que viene con una gran cantidad de desafíos; uno de estos es enseñar a tus hijos las habilidades esenciales para la vida. Como madre/padre, debes establecer los ejemplos correctos para tus hijos, pero somos seres humanos y cometer errores. Hay momentos en que podemos estar fomentando inconscientemente comportamientos incorrectos en los niños que pueden afectar a su desarrollo. Sabes como enseñar la responsabilidad y autoeficiencia a tus hijos?

Un ejemplo de esto es no permitir que sus hijos participen en tareas domésticas o ayudarlos a darse cuenta de cuáles son sus responsabilidades. Lo que algunos padres pueden no reconocer es que permitir que sus hijos hagan cosas por sí mismos les permite creer en sus habilidades y les ayuda a desarrollar un sentido de responsabilidad que es imprescindible para lograr el éxito, tanto en nuestra vida personal como profesional.

Entonces, ¿cómo nos aseguramos de criar niños que puedan convertirse en seres humanos responsables y ciudadanos del mundo? Te dejo seis consejos divertidos para enseñar a tus hijos la responsabilidad y la autoeficiencia:

Como enseñar la responsabilidad y autoeficiencia a tus hijos

Deja que su hijo se preocupe por los demás

La realización de poder impactar la vida de otro ser; es una gran manera de aumentar la autoestima de tu hijo. Por ejemplo, si adoptas una mascota, asigna a tus hijos tareas relacionadas con mascotas que puedan administrar. Empieza por asignarles la responsabilidad de alimentar al perro o gato con su comida. Lleva a tus niños cuando lleves al cachorro a dar un paseo; pídeles ayuda cuando bañes al perro manipulándolo con los suministros necesarios. Siempre llevo a Enzo a pasear las perritas y una vez en casa el sujeta un vaso con comida para ponerla en su cuenco. Te aseguro que lo quiere hacer cada día y hasta se enfadad si no cuentas con él, lo encuentra divertido.

Ayuda a tu hijo a entender que un perro es una criatura viviente como los humanos y que tiene sus propias necesidades físicas y emocionales. Esto los ayudará a desarrollar habilidades para la vida como la empatía y la bondad.

Además, enséñales que son responsables de sus interacciones con otros humanos. Si tu hijo hace daño a su hermano o amigos, ayúdales a darse cuenta del impacto de sus acciones o palabras. No los obligues a disculparse, sino que los ayudará a reconocer su error y a encontrar la forma de compensar a la persona que han lastimado.

Deja que limpien sus errores

Es esencial ayudar a tus hijos a desarrollar el hábito de la limpieza para ellos mismos. Honestamente, vemos a muchos adultos ensuciando espacios públicos, y todo es porque no se dan cuenta de la responsabilidad de recoger sus propios problemas. Inicialmente lograr que lo hagan significará más trabajo para ti, ya que tu niño pequeño podría no hacer un trabajo excelente, pero asegúrate de no sonar crítico y elógialo por hacer su parte. A medida que crecen, recogen sus juguetes dispersos o ropa desordenada diciéndoles que siempre hay que hacerlo.

Deja que tus hijos resuelvan sus problemas

Siendo padres no podemos ver a nuestros hijos atrapados en una situación y apresurarnos a rescatarlos. Ya sea averiguar la respuesta a una suma o arreglar una situación con alguien, deja que su hijo encuentre una salida. Puedes estar disponible para ayudar, pero déjalos ser el solucionador de problemas. Permíteles tener la oportunidad de experimentar un sentido de logro después de encontrar una solución con éxito.

Permitirles participar y ayudar

Teniendo en cuenta la vida acelerada que llevamos, puede ser un desafío reducir la velocidad. Es importante brindar a sus hijos la oportunidad de contribuir y experimentar nuevas actividades. La exposición es crucial para el desarrollo de su hijo. Así que déjalos ayudar incluso si eso significa que el trabajo no se hará con perfección. Es un buen comienzo para enseñar la responsabilidad y autoeficiencia.

Empieza con poco dejando que los niños te ayuden a doblar la ropa, preparar la mesa o ayudarte a regar las plantas. Haz que estos quehaceres sean divertidos y alegres y una experiencia que ellos esperan, eventualmente ellos comenzarán a hacer las tareas por su cuenta sin necesitar su ayuda.

Ayúdalos a tener la Experiencia de Trabajar para Cobrar

Puedes contratar a tus hijos para realizar algunas tareas que normalmente no realizarían y permitirles experimentar cómo funciona en el mundo real. Anima a tus hijos a buscar trabajos en el vecindario, como pasear al perro del vecino.

La experiencia de trabajar y ganar a través del trabajo duro inculcará un fuerte sentido de responsabilidad en tus hijos. También lograrán una sensación de plenitud cuando puedan gastar su propio dinero duramente ganado. Tendrán cuidado al gastarlo, ya que sabrán lo que se necesita para ganarlo.

Elogio y recompensa

El aliento y la motivación es la clave del éxito para tus hijos. Siempre que completen una tarea con éxito o incluso si no tienen éxito, pero ponen en su 100 por ciento, siempre lo aprecio. Ayúdalos a darse cuenta de cómo funcionan las cosas en el mundo al recompensarlos por un trabajo bien hecho y haciéndoles saber que ser irresponsable puede tener consecuencias.

No seas duro con ellos, por supuesto. Asegúrate de establecer un ejemplo para tus hijos y descubrir formas de mejorar la relación que compartes con ellos.

Publicado por Àngel

Padre de 2 criaturas, con DO Empordà y cosecha del 86, aficionado a la fotografía y la cocina, siempre pienso en viajar. Estudiando el grado de Turismo en la UOC.

Deja un comentario