Inspiration, Lifestyle

Consejos imprescindibles para visitar una madre lactante

amamantar - Consejos imprescindibles para visitar una madre lactante

Si eres una madre que amamanta, conoces a una madre que amamanta o alguna vez has estado cerca de una madre que amamanta, bueno, esta publicación es para ti. Porque tiene algo para todos. Ten en cuenta estos consejos imprescindibles para visitar una madre lactante.

La lactancia es un acto natural

Aunque la lactancia materna debe ser percibida como el acto normal y natural que es, muchas personas todavía encuentran algo por lo que sentirse incómodos.

Debes saber que: cuando visitas a un bebé al que están amamantado, es probable que veas un poco de teta, porque el pecho está donde está la leche y la leche es lo que bebe el bebé.

Algunos de estos consejos deberían ser completamente intrascendentes, como actuar de manera totalmente normal y continuar la conversación con la madre tal como era antes de que empiece a alimentar a su bebé. Pero algunos otros consejos son buenos recordatorios universales.

Consejos imprescindibles para visitar una madre lactante

No salgas de la habitación a menos que te pregunten, tampoco le pidas a mamá que salga de la habitación.

Probablemente este puede ser el mayor problema que tengas cuando amamantas a tu hija o hijo, sintiendo que «debes» salir de la habitación para asegurarte de que otras personas se sientan cómodas. Que es una mierda. Porque en este caso la comodidad debería ser tu prioridad, debe ser absolutamente la madre del bebé hambriento la prioridad. Si alguien cree que le puede molestar ver un poco de teta, te recomiendo que los invites a levantarse y salir. Las madres que amamantan pueden sentirse lo suficientemente aisladas y en verdad lo están. No las haga sentir como si tuvieran que esconderse en una habitación porque su corazón puritano no puede soportar ver un milímetro de pezón.

Puede interesarte: Un experimento muestra la magia de la leche materna y su resultado es sorprendente

«Dile a mamá que lo está haciendo es genial y que estás orgullosa de ella», continúa el mensaje. «Si ves que la mamá está luchando, consigue para ella un buen apoyo».

«Trae comida. Trae bebidas, haz la comida. «Este es, sin duda, el mejor consejo de la lista para visitar una madre lactante. La lactancia materna hace que uno tenga hambre y sed, y mientras que la madre puede tomar una copa de vino si quiere y estar perfectamente preparada para alimentarse, cualquier bebida sabrosa servirá.»

Si el bebé llora, acércale el bebé a mamá

No intentes caminar callado, dando palmadas diciendo que eso ha funcionado para el bebé. Este bebé quiere teta. «Lo cual es cierto, si el bebé está hambriento. O simplemente quiere un teta-chupete, que, seamos sinceros, es exactamente lo que son cuando amamanta. Eso está perfectamente bien.

Y quizás el mejor consejo es el recordatorio al final: «Recuerda: que visitar una madre lactante puede provocar la exposición de los senos, la oxitocina, la melatonina y, en general, sentirse bien con las hormonas».

Si quieres saber más, te dejamos el Link de la Liga de la Leche en España

Publicado por Àngel

Padre de 2 criaturas, con DO Empordà y cosecha del 86, aficionado a la fotografía y la cocina, siempre pienso en viajar. Estudiando el grado de Turismo en la UOC.

Deja un comentario