Niños

Cómo consolar a tu hijo cuando tiene pesadillas

Cómo consolar a tu hijo cuando tiene pesadillas

Enzo por suerte siempre tiene un buen sueño, pero si tu hijo se despertaba más de 7 veces por noche, todas las noches, y la mayoría de las veces, cuando se despierta, se queda llorando por un tiempo muy largo y agotador, entoncez te será util esta guia de Cómo consolar a tu hijo cuando tiene pesadillas.

A medida que los niños crecen, aunque sus patrones de sueño mejoran y aumenten, es probable que aún luche por las noches en las que se despierte aterrorizado, llorando, gritando, incluso a veces de manera incontrolable. Cuanto más sucede esto, más te empiezas a dar cuenta de que, por lo general, no se da cuenta de lo que esta sucediendo y que aún esta en un estado de sueño mientras está aterrorizado. Una vez que comprendas que estos episodios son simples pesadillas, podrás empezar a abordarlos de manera diferente a como lo habrías hecho hasta ahora.

Aquí tienes algunos consejos que hemos encontrado útiles para aprender a manejar estas situaciones:

Cómo consolar a tu hijo cuando tiene pesadillas

Mantener un ambiente consistente

Te darás cuenta que si intentas cambiar algo sobre el entorno de su habitación durante las pesadillas, solo empeoras las cosas. En su lugar, asegurate de que se queda en su cama, que las luces permanezcan apagadas, que todo siga igual y que siga aguantando el mismo peluche. Cuanto más coherente mantengas su entorno para dormir, incluso durante algo tan estresante como una pesadilla, más rápido terminará el episodio.

Mantén la calma, aunque no lo estés

Las emociones son extremas cuando tu hijo está llorando incontrolablemente por una pesadilla, o grita por miedo, o se siente frustrado porque se encuentra en un estado de confusión somnolienta. Es fácil para los padres sentirse emocionados: asustados, enojados, confundidos, cansados, indefensos. Es muy probable que no sepas qué hacer, que entres también en pánico, sin embargo, cuanto más tranquilos permanezcas, mientras más podrás acercárarte al niño, cuanto más cariñoso le hables o la abrazes, más rápido saldrá de la pesadilla y se volverá a dormir.

Esté presente

Estar presente para tu hijo durante las pesadillas es crucial. No hay nada más reconfortante que la voz y el toque de mamá o papá para un niño, especialmente durante los momentos de miedo. A algunos padres les resulta útil simplemente hablar con su hijo a través del monitor del bebé, y solo su voz los calmará lo suficiente para que el niño se duerma nuevamente. Para otros, entrar en el dormitorio y estar en la habitación con el niño funciona mejor, porque una presencia física puede traer más comodidad que estar solo. Ignorarlo durante las pesadillas puede que le asuste más.

Abstente de tomar medidas durante el episodio

Como mencionamos antes, lo importante que es mantener un ambiente de sueño consistente, es muy importante abstenerse de tomar cualquier tipo de acción durante una pesadilla. Intenta no hacer cosas como encender las luces, levantarlo, trasladarlo a otra habitación, hablarle en voz alta o de intentar hacer algo fuera de lo normal. Porque la mayoría de las veces, cuando los niños tienen pesadillas, ignoran por completo que las tienen en primer lugar, por lo que cambiar su entorno en algo diferente solo los confundirá más. Sientate a su lado, en la cama, solo para que él sepa que estas allí, y que es completamente seguro volver a dormir.

Usa remedios naturales calmantes

Prueba de incorporar aceites esenciales en tu rutina nocturna con tus hijos, y también incorporalos en momentos como estos. Cuando tenga una pesadilla, aplica aceites de lavanda o aromas relajantes, en sus pies, columna vertebral, cuello, pecho, donde nos permita aplicarlos. Los componentes químicos dentro de los aceites esenciales como estos han demostrado que activan los nervios dentro del cerebro y que estimulan una sensación de paz, calma y descanso. Ya que estos serán también olores familiares y agradables para tu hijo, los reconoce como aromas positivos, y eso lo adormece en un sueño profundo más rápido que si no los usáramos en absoluto. Mientras apliques esto, recitale una oración de paz sobre su pequeño corazón y mente.

La mayoría de las veces, las pesadillas son simplemente una etapa de la vida de la que crecerán. Sin embargo, siempre es bueno saber cómo manejar situaciones como esta.

¿Tienes algún consejo sobre Cómo consolar a tu hijo cuando tiene pesadillas? Hágaznos saber en los comentarios a continuación: ¡todas los papás y mamás necesitamos toda la ayuda que podamos obtener!

Publicado por Àngel

Padre de 2 criaturas, con DO Empordà y cosecha del 86, aficionado a la fotografía y la cocina, siempre pienso en viajar. Estudiando el grado de Turismo en la UOC.

Deja un comentario