Inspiration

Chocolate para comunión: Consejos divertidos para la fiesta.

Chocolate para comunión

Prepararse para la primera comunión de tu hijo es realmente una ocasión especial siempre que seas creyente en la religión cristiana. Antes del Bautismo o la Confirmación, un niño debe pasar por la primera comunión a la edad de 7 u 8 años. Organizar una fiesta de comunión para celebrar la primera ceremonia de Eucaristía de tu hijo es un gesto significativo. Tu hijo o hija finalmente ha completado la catequesis para la preparación de este momento. A menudo, una fiesta de comunión con familiares cercanos y amigos reitera cuán alegres pueden ser los pasos hacia la fe. A continuación, proporcionamos ideas, detalles como chocolate para comunión y consejos útiles para la primera comunión que lo guiarán en la dirección correcta.

Planificar la fiesta de la primera comunión

Planificar una fiesta de comunión puede ser un poco estresante. Para disfrutar el momento especial de la primera comunión de tu hijo, debes planificar la ceremonia y los detalles de la fiesta con anticipación. No es necesario que organices una celebración fastuosa para que la fiesta de comunión de tu hijo sea un éxito. Sin embargo, debes tomarte el tiempo para asegurarte de que todos los detalles estén en su lugar.

Confirma la hora y la fecha de la ceremonia de la Primera Comunión con tu iglesia.

Para lanzar una fiesta después de la primera comunión, debes asegurar una fecha para la ceremonia de comunión de tu hijo. Las iglesias católicas generalmente programan ritos de comunión solo una o dos veces al año, por lo que debes trabajar con su iglesia para finalizar una fecha lo más pronto posible.

Organiza la lista de invitados para la fiesta de la Comunión.

Una vez que hayas asegurado una fecha para la primera comunión de tu hijo, puedes comenzar el proceso de planificación de la fiesta. Empieza organizando la lista de invitados y decidiendo a quién quieres invitar. Recuerda que este es un momento especial y que las invitaciones de su primera comunión incluirán los detalles de la ceremonia y de la fiesta. Por lo tanto, debes invitar a familiares y amigos cercanos con los que te sientas cómodo durante ambas partes del día. ¿Tienes amigos y familiares que no son católicos? No hay problema. Asegúrate de que los asistentes no católicos permanezcan sentados cuando llegue el momento de que todos los miembros de la Iglesia participen de la Sagrada Comunión.

Elije un lugar o una ubicación.

Si solo estás invitando a un pequeño grupo de familiares y amigos, opta por una celebración en tu hogar para ahorrar dinero y crear un entorno íntimo. Puedes planear una fiesta en tu patio trasero o decorar tu área de comedor para mantener la fiesta bajo control. Si invitas a más de 20 invitados, deberías considerar alquilar un lugar o una gran sala de banquetes en un restaurante para acomodar tu lista de invitados. Se sugiere alquilar un espacio si tienes una gran familia o un plan para invitar a tu familia extendida.

Planifica tu presupuesto para comida.

Una vez que hayas evaluado la cantidad de personas que planeas invitar, puedes organizar un presupuesto para alimentos y un pastel de Primera Comunión. Si alojas un grupo de menos de 20 personas, puede servir un almuerzo o cena de relleno y preparar la mayoría de los platos por su cuenta. Con el fin de mantener los costos bajos para una fiesta más grande, trata de servir una variedad de deliciosos galletitas y golosinas del tamaño de un bocado. Puedes ofrecer cupcakes de Primera Comunión a los invitados para acomodar una fiesta más grande en lugar de un pastel y acuérdate de hacer chocolate para comunión de recuerdo. Aprovecha el día anterior y prepare tanta comida con anticipación como sea posible.

Pide ayuda.

Hay muchas posibilidades de que tengas a tu pequeño vestido y listo para su primera Comunión cuando llegue el día. Aunque es probable que hayas preparado alimentos y decoraciones el día anterior, todavía habrá tareas para completar. Pide a un amigo o dos que se queden atrás durante la ceremonia; y lleva a cabo el resto de las tareas de tu fiesta. Es probable que los invitados se dirijan directamente a la fiesta después de la Comunión; dejándote poco tiempo para llegar a casa antes de que comience la fiesta.

Te puede interesar: BabyShower: 6 cosas que debes saber

Recuerdos de la primera comunión: chocolate para comunión

Los recuerdos de la Primera Comunión deben ser modestos y significativos. Puedes elegir entre recuerdos de fiesta que incorporan cruces y ángeles, o puedes optar por un recuerdo de fiesta personalizado que tenga una foto del homenajeado. Siempre recuerda ofrecer a los adultos y amigos de los niños si no estás seguro de tu lista de invitados. Estos son algunos recordatorios que recomendamos:

  • Llaveros cruzados
  • Ángel llaveros
  • Adornos personalizados
  • Marcadores personalizados
  • Caramelo en forma de cruz
  • Ángel o encantos cruzados
  • Chocolate para comunión
  • Piedras de fe
  • Latas personalizadas con foto
  • Pulseras con cruz
  • Imanes personalizados
  • Mini-rosarios
  • Caja de recuerdos personalizada
  • Flautas de champán personalizadas
  • Cristal sin tallo personalizado
  • Velas cruzad

Planear una fiesta de Primera Comunión puede parecer estresante ya que estás planeando una ceremonia y una fiesta para recordar. Sin embargo, esta ocasión no tiene precio y significa mucho para tu hijo; toda su familia, padrinos y a ti por supuesto. Para disfrutar plenamente este momento y celebrar un nuevo capítulo en la vida de tu hijo; planifica con anticipación y concéntrate en los mensajes de tu evento. Recuerda preparar la comida, decoraciones e invitaciones representativas del motivo de este día tan especial.

Publicado por Àngel

Padre de 2 criaturas, con DO Empordà y cosecha del 86, aficionado a la fotografía y la cocina, siempre pienso en viajar. Estudiando el grado de Turismo en la UOC.

Deja un comentario