Lifestyle

La importancia de regalar juguetes educativos

Para el niño pequeño que comienza a tener conciencia de su entorno tocando todo, los juguetes son imprescindibles. Es en este momento en que comienzan a integrar su mayor fuente de aprendizaje desarrollando la destreza y coordinación general como es la vista en relación a las manos. Comienza el aprendizaje de las formas y colores por lo cual los juguetes en esta fase deben estimular la creatividad, curiosidad y desarrollar la capacidad de razonamiento. En esta etapa del crecimiento del infante, todos los juguetes pueden considerarse como educativos, ya que un recién nacido no tiene aún ningún conocimiento y es una esponja que absorbe todo de cuanto se rodea. Cualquiera que sea el objeto que tenga al alcance representa un nuevo aprendizaje!!

Cada fase del crecimiento infantil tiene sus características y diferencias, existiendo juguetes para cada una de estas. Por ejemplo, para un bebé el sonajero viene siendo uno de los primeros juguetes al percatarse que si lo mueve emite sonidos que le causan curiosidad llamando su atención y le son gratos, desarrollando de esta manera el oído, la vista y el control motriz de su cuerpo.

A medida que el niño crece, los juguetes a los que accede se van haciendo más complejos y van desarrollando diversas áreas cognoscitivas y motoras por comenzar a diferenciar entre formas, tamaños y colores. Es en este momento en el que intervienen los juguetes educativos que han sido desarrollados según la fase y edad del niño que lo va a manipular. 

Jugar es la fuente de mayor importancia en la ruta del aprendizaje y se deben aprovechar todas las herramientas con las que se pueda contar y en el momento debido enfocar estas al aprendizaje específico que se desee fomentar en el pequeño. 

Si bien la parte lúdica de los juguetes es fundamental, para que los pequeños de la casa puedan sacarle un mayor provecho es importante que, antes de comprar su próximo regalo, los padres también pensemos en los aspectos educativos del mismo. Si no estás familiarizado con ello, en la web jugueteeducativo.org puedes encontrar mucha información al respecto y verás como lo que para el niño es solo un juguete, puede ser también una potente herramienta para su desarrollo.

¿Son todos los Juguetes Educativos?

Resulta evidente que prácticamente todos los juguetes pueden resultar beneficiosos para el desarrollo de los niños. Sin embargo, los juguetes educativos van más allá, pues su finalidad es favorecer la estimulación de diferentes áreas, aumentar la capacidad de razonamiento, potenciar la creatividad y todo lo que tenga que ver con el desarrollo cognitivo.

Hoy en día tenemos a nuestro alcance una gran cantidad de juguetes didácticos que pueden y deben ser utilizados llamando la atención del pequeño quien hará uso de ellos adquiriendo conocimientos, fomentando su curiosidad, imaginación y desarrollo de la toma de decisiones que colaboran con su autodeterminación. Considerando que la diversión es la mejor manera de lograr esta meta, es importante elegir aquellos que llamen en mayor grado la atención del niño. Los conocimientos adquiridos de esta manera serán sólidos y permanentes, y deben ser tomados en consideración estos beneficios. 

Además, es importante que a medida que nuestro hijo va creciendo, evaluemos lo aprendido para poder ofrecer acceso a los intereses del niño o niña, como es el caso de las artes entre las que está el baile, la música y la pintura, que mientras más joven el estudiante mejor el resultado que se obtiene a largo plazo.

Las investigaciones en el campo de los juguetes educativos no se detienen y están alineados al avance en el infante en lograr metas en las relaciones con el mundo en general potenciando la tenacidad, la perseverancia y la autocrítica, desarrollando la disciplina y responsabilidad individual en reciprocidad a su entorno mientras llama la atención del niño sobre temas y materias que provoquen interés general en el campo de la ciencia, la literatura y el arte.

La lista de los beneficios ofrecidos por los juguetes educativos es muy larga, comenzando por diversión y pasando por el desarrollo de la autoestima estimulando la creatividad y la necesidad de investigar y explorar generando una actitud activa en el pequeño en relación a su entorno, fortaleciendo su inteligencia y las ganas de aprender. Por todas estas razones te recomendamos que antes de comprar el próximo juguete para el peque de la casa, valores el aspecto educativo del mismo y verás como como tu hijo no para de aprender de forma muy divertida!

Publicado por Àngel

Padre de 2 criaturas, con DO Empordà y cosecha del 86, aficionado a la fotografía y la cocina, siempre pienso en viajar. Estudiando el grado de Turismo en la UOC.

Deja un comentario